gt.acetonemagazine.org
Nuevas recetas

La langosta de Luke quiere un emoji de langosta

La langosta de Luke quiere un emoji de langosta


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.


Aunque la ciudad de Nueva York es una meca de la comida, no es donde los amantes de la comida graviten por los mariscos de primera. cangrejo, camarones) más allá de su galardonado rollo de langosta.

El mes pasado, Langosta de Luke expandió su mini imperio abriendo su decimosegunda ubicación. Como parte del debut de este nuevo Garment District, Luke's Lobster ofreció un rollo de langosta gratis a las primeras 100 personas que firmaron su petición Change.org en el sitio. ¿La petición, preguntas? Conseguir que el Comité Técnico de Unicode agregue un emoji de langosta en 2018, cuando UTC está programado para revelar un nuevo lote de emoji. Después de todo, actualmente hay emoji para una ballena, un delfín, un cangrejo, un camarón e incluso un pez globo.

Para obtener más información sobre Luke's Lobster, su expansión y los emojis en general, hablé con el cofundador Ben Conniff, un caballero refrescante, alegre pero honesto y conocedor, poco después de que abriera la ubicación de 1407 en Broadway.

The Daily Meal: ¿De dónde vino la idea de la petición?
Ben Conniff: Cuando abrimos nuestra primera cabaña Luke's Lobster en East Village, confiamos en gran medida en las redes sociales para correr la voz. Casi ocho años después, las redes sociales siguen siendo uno de nuestros canales de comunicación más importantes para conversar con nuestros seguidores e invitados. A lo largo de los años, los emoji se convirtieron en una forma divertida de condensar los mensajes en Twitter y ser más visuales en general.

Observamos, pacientemente, como el emoji-mar comenzó a llenarse: una ballena, un delfín, cangrejo, camarones, ¡incluso un pez globo! Pero a medida que pasaron los años, no hubo emoji de langosta. En cambio, nosotros y otros hicimos uso del hashtag #NoLobsterEmoji. Estaba claro que la gente lo quería. Hacer que suceda un emoji es un proceso bastante engorroso, más de lo que imagina y en realidad está dirigido por un grupo oficial sin fines de lucro, Unicode Consortium. Comienza con la publicación de una lista corta de contendientes, esto sucedió a principios de agosto, y luego la revisa y vota en el invierno. No será hasta la primavera del año que viene cuando sabremos qué hizo el corte, y ese verano cuando podremos utilizarlos.

Cuando vimos que el último borrador de emoji potencial incluía una langosta, tuvimos que saltar y mostrar nuestro apoyo. Nuestro objetivo con la petición es generar una oleada de firmas y comentarios para que el comité de votación no tenga ninguna duda de que el mundo está listo para el emoji de langosta.

¿Cuántas firmas se necesitan para su objetivo objetivo?
El proceso de Unicode no se ve afectado directamente por el número de firmas. Sin embargo, cuanto más mejor cuando se trata de demostrar una gran cantidad de apoyo. Nuestro director financiero ha dicho que se hará un tatuaje de langosta si podemos llegar a 50.000, ¡así que ahí está nuestro incentivo!

¿Qué harás si se crea ese emoji?
¡Úselo, por supuesto! Estamos muy lejos de saber si será aprobado por Unicode, o incluso cómo se verá la final. Puede estar seguro de que si se codifica, celebraremos con nuestros fanáticos de Luke.

¿Qué me puede decir sobre su nueva ubicación?
Nuestra ubicación en Garment District es la clásica de Luke, un lugar acogedor con solo unos pocos asientos que lleva a la gente de las calles abarrotadas a una auténtica cabaña de langosta de Maine. Eso significa el rollo de langosta más increíble que puede obtener, una cremosa sopa de almejas repleta de almejas frescas, bebidas de Maine en lotes pequeños y decoración y muebles náuticos rescatados de las playas y graneros del estado natal de Luke.

Estamos emocionados de ser parte de una ola de comida excelente que llega a un bloque hambriento y de compartir la historia de nuestra langosta, desde el océano hasta la choza, con las multitudes de trabajadores y visitantes de esta bulliciosa área.

¿Qué más viene para Luke's? ¿Más ubicaciones? ¿Más elementos del menú?
Estamos terminando la temporada cálida con nuestra ensalada Wild Blue de temporada, que incluye arándanos silvestres de Maine en escabeche. Lanzaremos un tazón de granos de invierno renovado en el invierno, junto con un par de adiciones al menú súper emocionantes solo para el invierno que nuestros invitados han estado esperando durante mucho tiempo. ¡Pero tendrás que estar atento a los detalles un poco más cerca del invierno!

Más allá del menú, todavía tenemos vacantes en los próximos meses en Chicago, Boston, Washington D.C. y Miami.

¿Tiene un artículo favorito en el menú de Luke?
Lamento ser un aburrimiento, pero el rollo de langosta es mi favorito. Me encanta todo lo que hay en el menú, pero hay algo tan espectacular en lo que hemos logrado en el proceso de cocción que hace que cada bocado sea tan tierno y dulce. Como fanático de la langosta de toda la vida, todavía me derriba cada vez que la como.

Cuando no está ocupado con Luke, ¿cómo le gusta pasar su tiempo libre?
Soy un gran fanático de la cocina y las mejoras para el hogar, por lo que si tengo tiempo libre, es probable que esté en el jardín trabajando en mis tomates, construyendo muebles para mi apartamento o asando a la parrilla para mis amigos. También acabo de recibir un perro súper genial llamado Taco, que ha estado dominando gran parte de mi vida personal este verano.

Finalmente, Ben, ¿algunas últimas palabras para los niños?
Una vez que haya obtenido su dosis en nuestra nueva choza, asegúrese de regresar para el Día Nacional de la Langosta, el 25 de septiembre, cuando estemos sirviendo un paquete excelente que incluye un rollo de langosta, cola de langosta y sopa de maíz con langosta para un especial precio. Y luego ayúdenos a celebrar nuestro octavo cumpleaños pasando el rato en Luke's East Village el 1 de octubre, el día en que abrimos nuestras puertas en 2009 como un par de jóvenes tontos. Mucho ha cambiado desde entonces, y mucho ha permanecido igual.


Mariscos congelados instantáneamente de Luke 101

Los productos del mar congelados pueden ser tan buenos como los frescos y, en algunos casos, mejores si los productos del mar frescos permanecen en el mar durante días antes de que lleguen a tierra, o si están pasando por un largo proceso de transporte / distribución (ninguno de los dos es aplicable a todo lo que vendemos, ¡es bueno saberlo!). Generalmente congelamos nuestros mariscos para que estén siempre disponibles, incluso fuera de su temporada normal para distribuirlos en tiendas de abarrotes como Whole Foods o para su conveniencia, para que pueda abastecerse y usarlos cuando esté listo. y sí, éramos nosotros dándole una ENORME sugerencia para pedir sus mariscos para las cenas navideñas ahora para que no tenga que preocuparse por posibles problemas de envío navideño.

Nuestros mariscos congelados nunca serán mejores que los frescos, pero serán igual de buenos porque los congelamos de la mejor manera posible, siempre que los descongelemos de la mejor manera posible. Vamos a explicar aquí ambos lados de la ecuación.

¿Todos los mariscos congelados son iguales?

¡NO! Hay muchos métodos de congelación, desde arrojar algo en el congelador de la cocina de su casa, hasta congelación de túnel de nitrógeno líquido de alta tecnología, y muchos otros métodos. Algunos mariscos resistirán incluso la congelación más básica de la cocina, mientras que otros son delicados y su calidad disminuirá significativamente sin un proceso de congelación muy rápido. ¡No recomendamos comprar productos del mar congelados de una empresa que no sabe o no es consciente de cómo se congela su producto!

Congelamos en un túnel de nitrógeno líquido, probablemente la forma más rápida y de más alta tecnología de congelar en la industria. La carne de langosta es muy sensible a la congelación y descongelación, por lo que para conservar la dulzura y la textura frescas, debe congelarse lo más rápido posible y descongelarse lentamente. La congelación rápida (nuestra carne de langosta pasa de 40 grados a 15 grados negativos en menos de 15 minutos) significa que los cristales de hielo que se forman en el tejido son microscópicos, por lo que no rompen las proteínas de la carne de langosta. Cuando descongelas la langosta lentamente, la mayor parte de la humedad que queda atrapada en esos pequeños cristales se reabsorbe en la carne. Con cristales más grandes, esa humedad saldría corriendo, dejando la carne masticable y menos sabrosa.

Algunas de nuestras especies resisten muy bien los métodos de descongelación más baratos, incluido tirarlo en el refrigerador de su casa. Las vieiras y el fletán caen en esta categoría, así que no sea tímido cuando estén frescos en temporada acerca de pedir más de lo que puede comer de inmediato y poner el saldo en su congelador. Pero no recomendamos esto para la langosta, así que solo compre la cantidad de langosta fresca que obtenga en unos pocos días desde que la reciba si desea abastecerse, compre la congelada.

Ok, entonces, ¿cómo descongelo?

La mayoría de las personas no se dan cuenta de lo importante que es una descongelación adecuada para la calidad y seguridad de sus alimentos. Si hay algo que quitas de este contenido, debería ser que la forma correcta de hacerlo es BAJO y LENTO. Bajo significa a una temperatura baja (es decir, del refrigerador) y lento, lo que significa que tire de él con mucha anticipación para que pueda descongelarse por completo sin que tenga que apresurar el proceso.

Cuando descongele lentamente sus mariscos en el refrigerador, los cristales de hielo que se han formado en el tejido se derretirán lentamente y la humedad se reabsorberá en la carne, causando una alteración mínima de su sabor y textura. Si intenta acelerar la descongelación haciéndolo a una temperatura más cálida, dejando correr agua sobre sus mariscos o poniéndolos en el microondas, esos cristales de hielo se derretirán demasiado rápido, la humedad no se reabsorberá y sus mariscos estarán secos. , masticable y sin sabor. Así que aquí están los grandes pros y los contras:

Saque los mariscos del congelador entre 36 y 48 horas antes de que planee comerlos. Colóquelo en el refrigerador, en un estante donde tenga algo de espacio alrededor y no esté apiñado junto a todo lo demás en su refrigerador. El flujo de aire a su alrededor ayudará a que se descongele. Una vez descongelado, úselo dentro del período de tiempo apropiado para el producto, que para nosotros aparecerá en la caja o en la página de información del producto de nuestro sitio web.

  • Ponga los mariscos en la encimera para que se descongelen. Esto no solo dañará la calidad al descongelarse demasiado rápido, sino que también es inseguro porque el producto permanecerá a una temperatura que fomenta el crecimiento de bacterias durante demasiado tiempo para ser seguro.
  • Deje correr los mariscos bajo el agua para descongelarlos. Esto es algo seguro en caso de emergencia, ¡pero su comida de mariscos es una celebración, no una emergencia! Si descongela de esta manera, quedará decepcionado con la calidad de los mariscos en comparación con los frescos o descongelados lentamente.
  • Descongele los mariscos en el microondas. Vea arriba, pero multiplique los efectos negativos de la calidad por. un manojo.

Cuando se trata de descongelar mariscos, las cosas buenas les llegan a los que esperan. Hemos hecho la inversión en el abastecimiento perfecto para cocinar, recolectar, empacar, congelar y enviar para que pueda tener mariscos perfectos. ¡No dejes que eso se escape con un deshielo apresurado!


Mariscos congelados instantáneamente de Luke 101

Los productos del mar congelados pueden ser tan buenos como los frescos y, en algunos casos, mejores si los productos del mar frescos permanecen en el mar durante días antes de que lleguen a tierra, o si están pasando por un largo proceso de transporte / distribución (ninguno de los dos es aplicable a todo lo que vendemos, ¡es bueno saberlo!). Por lo general, congelamos nuestros mariscos para que estén siempre disponibles, incluso fuera de su temporada normal, para distribuirlos en tiendas de abarrotes como Whole Foods o para su conveniencia, para que pueda abastecerse y usarlos cuando esté listo. y sí, éramos nosotros dándole una ENORME sugerencia para pedir sus mariscos para las cenas navideñas ahora para que no tenga que preocuparse por posibles problemas de envío navideño.

Nuestros mariscos congelados nunca serán mejores que los frescos, pero serán igual de buenos porque los congelamos de la mejor manera posible, siempre que los descongelemos de la mejor manera posible. Vamos a explicar aquí ambos lados de la ecuación.

¿Todos los mariscos congelados son iguales?

¡NO! Hay muchos métodos de congelación, desde arrojar algo en el congelador de la cocina de su casa, hasta la congelación de túnel de nitrógeno líquido de alta tecnología, y muchos más. Algunos mariscos resistirán incluso la congelación más básica de la cocina, mientras que otros son delicados y su calidad disminuirá significativamente sin un proceso de congelación muy rápido. ¡No recomendamos comprar productos del mar congelados de una empresa que no sabe o no es consciente de cómo se congela su producto!

Congelamos en un túnel de nitrógeno líquido, probablemente la forma más rápida y de más alta tecnología de congelar en la industria. La carne de langosta es muy sensible a la congelación y descongelación, por lo que para conservar la dulzura y la textura frescas, debe congelarse lo más rápido posible y descongelarse lentamente. La congelación rápida (nuestra carne de langosta pasa de 40 grados a 15 grados negativos en menos de 15 minutos) significa que los cristales de hielo que se forman en el tejido son microscópicos, por lo que no rompen las proteínas de la carne de langosta. Cuando descongelas la langosta lentamente, la mayor parte de la humedad que queda atrapada en esos pequeños cristales se reabsorbe en la carne. Con cristales más grandes, esa humedad saldría corriendo, dejando la carne masticable y menos sabrosa.

Algunas de nuestras especies resisten muy bien los métodos de descongelación más baratos, incluido tirarlo en el refrigerador de su casa. Las vieiras y el fletán caen en esta categoría, así que no sea tímido cuando estén frescos en temporada acerca de pedir más de lo que puede comer de inmediato y poner el saldo en su congelador. Pero no recomendamos esto para la langosta, así que solo compre la cantidad de langosta fresca que obtenga en unos pocos días desde que la reciba si desea abastecerse, compre la congelada.

Ok, entonces, ¿cómo descongelo?

La mayoría de las personas no se dan cuenta de lo importante que es una descongelación adecuada para la calidad y seguridad de sus alimentos. Si hay algo que quitas de este contenido, debería ser que la forma correcta de hacerlo es BAJO y LENTO. Bajo significa a una temperatura baja (es decir, del refrigerador) y lento, lo que significa que tire con mucha anticipación para que pueda descongelarse por completo sin tener que apresurar el proceso.

Cuando descongele lentamente sus mariscos en el refrigerador, los cristales de hielo que se han formado en el tejido se derretirán lentamente y la humedad se reabsorberá en la carne, causando una alteración mínima de su sabor y textura. Si intenta acelerar la descongelación haciéndolo a una temperatura más cálida, dejando correr agua sobre sus mariscos o poniéndolos en el microondas, esos cristales de hielo se derretirán demasiado rápido, la humedad no se reabsorberá y sus mariscos estarán secos. , masticable y sin sabor. Así que aquí están los grandes pros y los contras:

Saque los mariscos del congelador entre 36 y 48 horas antes de que planee comerlos. Colóquelo en el refrigerador, en un estante donde tenga algo de espacio alrededor y no esté apiñado junto a todo lo demás en su refrigerador. El flujo de aire a su alrededor ayudará a que se descongele. Una vez descongelado, úselo dentro del período de tiempo apropiado para el producto, que para nosotros aparecerá en la caja o en la página de información del producto de nuestro sitio web.

  • Coloque los mariscos en la encimera para que se descongelen. Esto no solo dañará la calidad al descongelarse demasiado rápido, sino que también es inseguro porque el producto permanecerá a una temperatura que fomenta el crecimiento de bacterias durante demasiado tiempo para ser seguro.
  • Ponga los mariscos bajo el agua para descongelarlos. Esto es algo seguro en caso de emergencia, ¡pero su comida de mariscos es una celebración, no una emergencia! Si descongela de esta manera, quedará decepcionado con la calidad del marisco en comparación con el fresco o descongelado lentamente.
  • Descongele los mariscos en el microondas. Vea arriba, pero multiplique los efectos negativos de la calidad por. un manojo.

Cuando se trata de descongelar mariscos, las cosas buenas les llegan a los que esperan. Hemos hecho la inversión en el abastecimiento perfecto para cocinar, recolectar, empacar, congelar y enviar para que pueda tener mariscos perfectos. ¡No dejes que eso se escape con un deshielo apresurado!


Mariscos congelados instantáneamente de Luke 101

Los productos del mar congelados pueden ser tan buenos como los frescos y, en algunos casos, mejores si los productos del mar frescos permanecen en el mar durante días antes de que lleguen a tierra, o si están pasando por un largo proceso de transporte / distribución (ninguno de los dos es aplicable a todo lo que vendemos, ¡es bueno saberlo!). Por lo general, congelamos nuestros mariscos para que estén siempre disponibles, incluso fuera de su temporada normal, para distribuirlos en tiendas de abarrotes como Whole Foods o para su conveniencia, para que pueda abastecerse y usarlos cuando esté listo. y sí, éramos nosotros dándole una ENORME sugerencia para pedir sus mariscos para las cenas navideñas ahora para que no tenga que preocuparse por posibles problemas de envío navideño.

Nuestros mariscos congelados nunca serán mejores que los frescos, pero serán igual de buenos porque los congelamos de la mejor manera posible, siempre que los descongelemos de la mejor manera posible. Vamos a explicar aquí ambos lados de la ecuación.

¿Todos los mariscos congelados son iguales?

¡NO! Hay muchos métodos de congelación, desde arrojar algo en el congelador de la cocina de su casa, hasta la congelación de túnel de nitrógeno líquido de alta tecnología, y muchos más. Algunos mariscos resistirán incluso la congelación más básica de la cocina, mientras que otros son delicados y su calidad disminuirá significativamente sin un proceso de congelación muy rápido. ¡No recomendamos comprar productos del mar congelados de una empresa que no sabe o no es consciente de cómo se congela su producto!

Congelamos en un túnel de nitrógeno líquido, probablemente la forma más rápida y de más alta tecnología de congelar en la industria. La carne de langosta es muy sensible a la congelación y descongelación, por lo que para conservar la dulzura y la textura frescas, debe congelarse lo más rápido posible y descongelarse lentamente. La congelación rápida (nuestra carne de langosta pasa de 40 grados a 15 grados negativos en menos de 15 minutos) significa que los cristales de hielo que se forman en el tejido son microscópicos, por lo que no rompen las proteínas de la carne de langosta. Cuando descongelas la langosta lentamente, la mayor parte de la humedad que queda atrapada en esos pequeños cristales se reabsorbe en la carne. Con cristales más grandes, esa humedad saldría corriendo, dejando la carne masticable y menos sabrosa.

Algunas de nuestras especies resisten muy bien los métodos de descongelación más baratos, incluido tirarlo en el refrigerador de su casa. Las vieiras y el fletán caen en esta categoría, así que no sea tímido cuando estén frescos en temporada sobre pedir más de lo que puede comer de inmediato y poner el saldo en su congelador. Pero no recomendamos esto para la langosta, así que solo compre la cantidad de langosta fresca que obtenga en unos pocos días desde que la reciba si desea abastecerse, compre la congelada.

Ok, entonces, ¿cómo descongelo?

La mayoría de las personas no se dan cuenta de lo importante que es una descongelación adecuada para la calidad y seguridad de sus alimentos. Si hay algo que quitas de este contenido, debería ser que la forma correcta de hacerlo es BAJO y LENTO. Bajo significa a una temperatura baja (es decir, del refrigerador) y lento, lo que significa que tire con mucha anticipación para que pueda descongelarse por completo sin tener que apresurar el proceso.

Cuando descongele lentamente sus mariscos en el refrigerador, los cristales de hielo que se han formado en el tejido se derretirán lentamente y la humedad se reabsorberá en la carne, causando una alteración mínima de su sabor y textura. Si intenta acelerar la descongelación haciéndolo a una temperatura más cálida, dejando correr agua sobre sus mariscos o poniéndolos en el microondas, esos cristales de hielo se derretirán demasiado rápido, la humedad no se reabsorberá y sus mariscos estarán secos. , masticable y sin sabor. Así que aquí están los grandes pros y los contras:

Saque los mariscos del congelador entre 36 y 48 horas antes de que planee comerlos. Colóquelo en el refrigerador, en un estante donde tenga algo de espacio alrededor y no esté apiñado junto a todo lo demás en su refrigerador. El flujo de aire a su alrededor ayudará a que se descongele. Una vez descongelado, utilícelo dentro del período de tiempo apropiado para el producto, que para nosotros aparecerá en la caja o en la página de información del producto de nuestro sitio web.

  • Ponga los mariscos en la encimera para que se descongelen. Esto no solo dañará la calidad al descongelarse demasiado rápido, sino que también es inseguro porque el producto permanecerá a una temperatura que fomenta el crecimiento de bacterias durante demasiado tiempo para ser seguro.
  • Deje correr los mariscos bajo el agua para descongelarlos. Esto es algo seguro en caso de emergencia, ¡pero su comida de mariscos es una celebración, no una emergencia! Si descongela de esta manera, quedará decepcionado con la calidad del marisco en comparación con el fresco o descongelado lentamente.
  • Descongele los mariscos en el microondas. Vea arriba, pero multiplique los efectos negativos de la calidad por. un manojo.

Cuando se trata de descongelar mariscos, las cosas buenas les llegan a los que esperan. Hemos hecho la inversión en el abastecimiento perfecto para cocinar, recolectar, empacar, congelar y enviar para que pueda tener mariscos perfectos. ¡No dejes que eso se escape con un deshielo apresurado!


Mariscos congelados instantáneamente de Luke 101

Los productos del mar congelados pueden ser tan buenos como los frescos y, en algunos casos, mejores si los productos del mar frescos permanecen en el mar durante días antes de que lleguen a tierra, o si están pasando por un largo proceso de transporte / distribución (ninguno de los dos es aplicable a todo lo que vendemos, ¡es bueno saberlo!). Generalmente congelamos nuestros mariscos para que estén siempre disponibles, incluso fuera de su temporada normal para distribuirlos en tiendas de abarrotes como Whole Foods o para su conveniencia, para que pueda abastecerse y usarlos cuando esté listo. y sí, éramos nosotros dándole una ENORME sugerencia para pedir sus mariscos para las cenas navideñas ahora para que no tenga que preocuparse por posibles problemas de envío navideño.

Nuestros mariscos congelados nunca serán mejores que los frescos, pero serán igual de buenos porque los congelamos de la mejor manera posible, siempre que los descongelemos de la mejor manera posible. Vamos a explicar aquí ambos lados de la ecuación.

¿Todos los mariscos congelados son iguales?

¡NO! Hay muchos métodos de congelación, desde arrojar algo en el congelador de la cocina de su casa, hasta la congelación de túnel de nitrógeno líquido de alta tecnología, y muchos más. Algunos mariscos resistirán incluso la congelación más básica de la cocina, mientras que otros son delicados y su calidad disminuirá significativamente sin un proceso de congelación muy rápido. ¡No recomendamos comprar productos del mar congelados de una empresa que no sabe o no es consciente de cómo se congela su producto!

Congelamos en un túnel de nitrógeno líquido, probablemente la forma más rápida y de mayor tecnología de congelar en la industria. La carne de langosta es muy sensible a la congelación y descongelación, por lo que para conservar la dulzura y la textura frescas, debe congelarse lo más rápido posible y descongelarse lentamente. La congelación rápida (nuestra carne de langosta pasa de 40 grados a 15 grados negativos en menos de 15 minutos) significa que los cristales de hielo que se forman en el tejido son microscópicos, por lo que no rompen las proteínas de la carne de langosta. Cuando descongelas la langosta lentamente, la mayor parte de la humedad que queda atrapada en esos pequeños cristales se reabsorbe en la carne. Con cristales más grandes, esa humedad saldría corriendo, dejando la carne masticable y menos sabrosa.

Algunas de nuestras especies resisten muy bien los métodos de descongelación más baratos, incluido tirarlo en el refrigerador de su casa. Las vieiras y el fletán caen en esta categoría, así que no sea tímido cuando estén frescos en temporada sobre pedir más de lo que puede comer de inmediato y poner el saldo en su congelador. Pero no recomendamos esto para la langosta, así que solo compre la cantidad de langosta fresca que obtenga en unos pocos días desde que la reciba si desea abastecerse, compre la congelada.

Ok, entonces, ¿cómo descongelo?

La mayoría de las personas no se dan cuenta de lo importante que es una descongelación adecuada para la calidad y seguridad de sus alimentos. Si hay algo que quitas de este contenido, debería ser que la forma correcta de hacerlo es BAJO y LENTO. Bajo significa a una temperatura baja (es decir, del refrigerador) y lento, lo que significa que tire con mucha anticipación para que pueda descongelarse por completo sin tener que apresurar el proceso.

Cuando descongele lentamente sus mariscos en el refrigerador, los cristales de hielo que se han formado en el tejido se derretirán lentamente y la humedad se reabsorberá en la carne, causando una alteración mínima de su sabor y textura. Si intenta acelerar la descongelación haciéndolo a una temperatura más cálida, dejando correr agua sobre sus mariscos o poniéndolos en el microondas, esos cristales de hielo se derretirán demasiado rápido, la humedad no se reabsorberá y sus mariscos estarán secos. , masticable y sin sabor. Así que aquí están los grandes pros y los contras de:

Saque los mariscos del congelador entre 36 y 48 horas antes de que planee comerlos. Colóquelo en el refrigerador, en un estante donde tenga algo de espacio alrededor y no esté apiñado junto a todo lo demás en su refrigerador. El flujo de aire a su alrededor ayudará a que se descongele. Una vez descongelado, úselo dentro del período de tiempo apropiado para el producto, que para nosotros aparecerá en la caja o en la página de información del producto de nuestro sitio web.

  • Ponga los mariscos en la encimera para que se descongelen. Esto no solo dañará la calidad al descongelarse demasiado rápido, sino que también es inseguro porque el producto permanecerá a una temperatura que fomenta el crecimiento de bacterias durante demasiado tiempo para ser seguro.
  • Ponga los mariscos bajo el agua para descongelarlos. Esto es algo seguro en caso de emergencia, ¡pero su comida de mariscos es una celebración, no una emergencia! Si descongela de esta manera, quedará decepcionado con la calidad del marisco en comparación con el fresco o descongelado lentamente.
  • Descongele los mariscos en el microondas. Vea arriba, pero multiplique los efectos negativos de la calidad por. un manojo.

Cuando se trata de descongelar mariscos, las cosas buenas les llegan a los que esperan. Hemos hecho la inversión en el abastecimiento perfecto para cocinar, recolectar, empacar, congelar y enviar para que pueda tener mariscos perfectos. ¡No dejes que eso se escape con un deshielo apresurado!


Mariscos congelados instantáneamente de Luke 101

Los productos del mar congelados pueden ser tan buenos como los frescos y, en algunos casos, mejores si los productos del mar frescos permanecen en el mar durante días antes de que lleguen a tierra, o si están pasando por un largo proceso de transporte / distribución (ninguno de los dos es aplicable a todo lo que vendemos, ¡es bueno saberlo!). Por lo general, congelamos nuestros mariscos para que estén siempre disponibles, incluso fuera de su temporada normal, para distribuirlos en tiendas de abarrotes como Whole Foods o para su conveniencia, para que pueda abastecerse y usarlos cuando esté listo. y sí, éramos nosotros dándole una ENORME sugerencia para pedir sus mariscos para las cenas navideñas ahora para que no tenga que preocuparse por posibles problemas de envío navideño.

Nuestros mariscos congelados nunca serán mejores que los frescos, pero serán igual de buenos porque los congelamos de la mejor manera posible, siempre que los descongelemos de la mejor manera posible. Vamos a explicar aquí ambos lados de la ecuación.

¿Todos los mariscos congelados son iguales?

¡NO! Hay muchos métodos de congelación, desde arrojar algo en el congelador de la cocina de su casa, hasta la congelación de túnel de nitrógeno líquido de alta tecnología, y muchos más. Algunos mariscos resistirán incluso la congelación más básica de la cocina, mientras que otros son delicados y su calidad disminuirá significativamente sin un proceso de congelación muy rápido. ¡No recomendamos comprar productos del mar congelados de una empresa que no sabe o no es consciente de cómo se congela su producto!

Congelamos en un túnel de nitrógeno líquido, probablemente la forma más rápida y de más alta tecnología de congelar en la industria. La carne de langosta es muy sensible a la congelación y descongelación, por lo que para conservar la dulzura y la textura frescas, debe congelarse lo más rápido posible y descongelarse lentamente. La congelación rápida (nuestra carne de langosta pasa de 40 grados a 15 grados negativos en menos de 15 minutos) significa que los cristales de hielo que se forman en el tejido son microscópicos, por lo que no rompen las proteínas de la carne de langosta. Cuando descongelas la langosta lentamente, la mayor parte de la humedad que queda atrapada en esos pequeños cristales se reabsorbe en la carne. Con cristales más grandes, esa humedad saldría rápidamente, dejando la carne masticable y menos sabrosa.

Algunas de nuestras especies resisten muy bien los métodos de descongelación más baratos, incluido tirarlo en el refrigerador de su casa. Las vieiras y el fletán caen en esta categoría, así que no sea tímido cuando estén frescos en temporada acerca de pedir más de lo que puede comer de inmediato y poner el saldo en su congelador. Pero no recomendamos esto para la langosta, así que solo compre la cantidad de langosta fresca que obtenga en unos pocos días desde que la reciba si desea abastecerse, compre la congelada.

Ok, entonces, ¿cómo descongelo?

La mayoría de las personas no se dan cuenta de lo importante que es una descongelación adecuada para la calidad y seguridad de sus alimentos. Si hay algo que quitas de este contenido, debería ser que la forma correcta de hacerlo es BAJO y LENTO. Bajo significa a una temperatura baja (es decir, del refrigerador) y lento, lo que significa que tire de él con mucha anticipación para que pueda descongelarse por completo sin que tenga que apresurar el proceso.

Cuando descongele lentamente sus mariscos en el refrigerador, los cristales de hielo que se han formado en el tejido se derretirán lentamente y la humedad se reabsorberá en la carne, causando una alteración mínima de su sabor y textura. Si intenta acelerar la descongelación haciéndolo a una temperatura más cálida, dejando correr agua sobre sus mariscos o poniéndolos en el microondas, esos cristales de hielo se derretirán demasiado rápido, la humedad no se reabsorberá y sus mariscos estarán secos. , masticable y sin sabor. Así que aquí están los grandes pros y los contras de:

Saque los mariscos del congelador entre 36 y 48 horas antes de que planee comerlos. Colóquelo en el refrigerador, en un estante donde tenga algo de espacio a su alrededor y no esté apiñado junto a todo lo demás en su refrigerador. El flujo de aire a su alrededor ayudará a que se descongele. Una vez descongelado, utilícelo dentro del período de tiempo apropiado para el producto, que para nosotros aparecerá en la caja o en la página de información del producto de nuestro sitio web.

  • Pon los mariscos en la encimera para que se descongelen. Esto no solo dañará la calidad al descongelarse demasiado rápido, sino que también es inseguro porque el producto permanecerá a una temperatura que fomenta el crecimiento de bacterias durante demasiado tiempo para ser seguro.
  • Deje correr los mariscos bajo el agua para descongelarlos. Esto es algo seguro en caso de emergencia, ¡pero su comida de mariscos es una celebración, no una emergencia! Si descongela de esta manera, quedará decepcionado con la calidad del marisco en comparación con el fresco o descongelado lentamente.
  • Descongele los mariscos en el microondas. Vea arriba, pero multiplique los efectos negativos de la calidad por. un manojo.

Cuando se trata de descongelar mariscos, las cosas buenas les llegan a los que esperan. Hemos hecho la inversión en el abastecimiento perfecto para cocinar, recolectar, empacar, congelar y enviar para que pueda tener mariscos perfectos. ¡No dejes que eso se escape con un deshielo apresurado!


Mariscos congelados instantáneamente de Luke 101

Los productos del mar congelados pueden ser tan buenos como los frescos y, en algunos casos, mejores si los productos del mar frescos permanecen en el mar durante días antes de que lleguen a tierra, o si están pasando por un largo proceso de transporte / distribución (ninguno de los dos es aplicable a todo lo que vendemos, ¡es bueno saberlo!). Generalmente congelamos nuestros mariscos para que estén siempre disponibles, incluso fuera de su temporada normal para distribuirlos en tiendas de abarrotes como Whole Foods o para su conveniencia, para que pueda abastecerse y usarlos cuando esté listo. y sí, éramos nosotros dándole una ENORME sugerencia para pedir sus mariscos para las cenas navideñas ahora para que no tenga que preocuparse por posibles problemas de envío navideño.

Nuestros mariscos congelados nunca serán mejores que los frescos, pero serán igual de buenos porque los congelamos de la mejor manera posible, siempre que los descongelemos de la mejor manera posible. Vamos a explicar aquí ambos lados de la ecuación.

¿Todos los mariscos congelados son iguales?

¡NO! There are many methods of freezing, from throwing something in your home kitchen freezer, to high tech liquid nitrogen tunnel freezing, and a lot in between. Some seafoods will hold up will to even the most basic kitchen freeze, while others are delicate and their quality will diminish significantly without a very fast freezing process. We don't recommend buying frozen seafood from a company that doesn't know or isn't thoughtful about how their product is frozen!

We freeze in a liquid nitrogen tunnel, probably the fastest, most high-tech way to freeze in the industry. Lobster meat is very sensitive to freezing and thawing, so to preserve fresh-like sweetness and texture, it needs to be frozen as fast as possible and thawed slowly. Freezing fast (our lobster meat goes from 40 degrees to negative 15 degrees in under 15 minutes) means the ice crystals that form in the tissue are microscopic, so they don't rupture the proteins in the lobster meat. When you thaw the lobster slowly, most of the moisture that's trapped in those tiny crystals gets reabsorbed in the meat. With larger crystals, that moisture would come rushing out, leaving the meat chewy and less flavorful.

Some of our species hold up very well to cheaper methods of thawing, including throwing it in your home fridge. Scallops and halibut both fall in this category, so don&rsquot be shy when those are fresh in season about ordering more than you can eat right away, and putting the balance in your freezer! But we don&rsquot recommend this for lobster, so only buy the amount of fresh lobster that you&rsquoll get through in a few days from when you receive it if you want to stock up, buy the frozen.

Ok, so how do I thaw?

Most people don't realize how important proper thawing is to the quality and safety of your food. If there's one thing you take away from this content, it should be that the right way to do it is LOW and SLOW. Low meaning at a low (i.e. refrigerator) temperature, and slow meaning pull it well in advance so it can get fully thawed without you having to rush the process.

When you slowly thaw your seafood in the refrigerator, the ice crystals that have formed in the tissue will slowly melt and the moisture will be reabsorbed into the meat, causing minimal disruption to its flavor and texture. If you try to speed up thawing by doing it at a warmer temperature, running water over your seafood, or putting it in the microwave, those ice crystals will melt too fast, that moisture won't be reabsorbed, and your seafood will be dry, chewy, and lacking flavor. So here are the big dos and don'ts:

Take your seafood out of the freezer 36-48 hours before you plan to eat it. Put it in the refrigerator, on a shelf where it has some space around it and isn't crammed in next to everything else in your fridge. The air flow around it will help it thaw. Once it's thawed, use it within the amount of time appropriate for the product, which for us will be listed on the box, or on our website's product info page.

  • Put seafood out on the counter to thaw. Not only will this hurt the quality by thawing too fast, it's also unsafe because the product will be sitting at a temperature that fosters bacteria growth for too long to be safe.
  • Run seafood under water to thaw. This is a safe thing to do in an emergency, but your seafood meal is a celebration, not an emergency! If you thaw this way you will be disappointed in the quality of the seafood compared to fresh or slow thawed.
  • Thaw seafood in the microwave. See above, but multiply the negative quality effects by. a bunch.

When it comes to thawing seafood, good things come to those who wait. We've made the investment in perfect sourcing cooking, picking, packing, freezing, and shipping so you can have perfect seafood. Don't let that slip away with a rushed thaw!


Luke's Flash-Frozen Seafood 101

Frozen seafood can be just as good as fresh, and in some cases better if your fresh seafood is in a hold out at sea for days before it even gets to land, or is going through a long transport/distribution process (neither is applicable to anything we sell, just good to know!). We generally freeze our seafood so it&rsquos always available, even out of its normal season to distribute it in grocery stores like Whole Foods or for your convenience, so you can stock up and use it when you&rsquore ready. and yes, that was us dropping a HUGE hint to order your seafood for holiday dinners now so you don&rsquot have to fret about potential holiday shipping issues.

Our frozen seafood won&rsquot ever be better than fresh, but it will be just as good because we freeze it the best possible way, provided you thaw it the best possible way. We&rsquoll explain both sides of the equation here.

Is all seafood frozen equal?

¡NO! There are many methods of freezing, from throwing something in your home kitchen freezer, to high tech liquid nitrogen tunnel freezing, and a lot in between. Some seafoods will hold up will to even the most basic kitchen freeze, while others are delicate and their quality will diminish significantly without a very fast freezing process. We don't recommend buying frozen seafood from a company that doesn't know or isn't thoughtful about how their product is frozen!

We freeze in a liquid nitrogen tunnel, probably the fastest, most high-tech way to freeze in the industry. Lobster meat is very sensitive to freezing and thawing, so to preserve fresh-like sweetness and texture, it needs to be frozen as fast as possible and thawed slowly. Freezing fast (our lobster meat goes from 40 degrees to negative 15 degrees in under 15 minutes) means the ice crystals that form in the tissue are microscopic, so they don't rupture the proteins in the lobster meat. When you thaw the lobster slowly, most of the moisture that's trapped in those tiny crystals gets reabsorbed in the meat. With larger crystals, that moisture would come rushing out, leaving the meat chewy and less flavorful.

Some of our species hold up very well to cheaper methods of thawing, including throwing it in your home fridge. Scallops and halibut both fall in this category, so don&rsquot be shy when those are fresh in season about ordering more than you can eat right away, and putting the balance in your freezer! But we don&rsquot recommend this for lobster, so only buy the amount of fresh lobster that you&rsquoll get through in a few days from when you receive it if you want to stock up, buy the frozen.

Ok, so how do I thaw?

Most people don't realize how important proper thawing is to the quality and safety of your food. If there's one thing you take away from this content, it should be that the right way to do it is LOW and SLOW. Low meaning at a low (i.e. refrigerator) temperature, and slow meaning pull it well in advance so it can get fully thawed without you having to rush the process.

When you slowly thaw your seafood in the refrigerator, the ice crystals that have formed in the tissue will slowly melt and the moisture will be reabsorbed into the meat, causing minimal disruption to its flavor and texture. If you try to speed up thawing by doing it at a warmer temperature, running water over your seafood, or putting it in the microwave, those ice crystals will melt too fast, that moisture won't be reabsorbed, and your seafood will be dry, chewy, and lacking flavor. So here are the big dos and don'ts:

Take your seafood out of the freezer 36-48 hours before you plan to eat it. Put it in the refrigerator, on a shelf where it has some space around it and isn't crammed in next to everything else in your fridge. The air flow around it will help it thaw. Once it's thawed, use it within the amount of time appropriate for the product, which for us will be listed on the box, or on our website's product info page.

  • Put seafood out on the counter to thaw. Not only will this hurt the quality by thawing too fast, it's also unsafe because the product will be sitting at a temperature that fosters bacteria growth for too long to be safe.
  • Run seafood under water to thaw. This is a safe thing to do in an emergency, but your seafood meal is a celebration, not an emergency! If you thaw this way you will be disappointed in the quality of the seafood compared to fresh or slow thawed.
  • Thaw seafood in the microwave. See above, but multiply the negative quality effects by. a bunch.

When it comes to thawing seafood, good things come to those who wait. We've made the investment in perfect sourcing cooking, picking, packing, freezing, and shipping so you can have perfect seafood. Don't let that slip away with a rushed thaw!


Luke's Flash-Frozen Seafood 101

Frozen seafood can be just as good as fresh, and in some cases better if your fresh seafood is in a hold out at sea for days before it even gets to land, or is going through a long transport/distribution process (neither is applicable to anything we sell, just good to know!). We generally freeze our seafood so it&rsquos always available, even out of its normal season to distribute it in grocery stores like Whole Foods or for your convenience, so you can stock up and use it when you&rsquore ready. and yes, that was us dropping a HUGE hint to order your seafood for holiday dinners now so you don&rsquot have to fret about potential holiday shipping issues.

Our frozen seafood won&rsquot ever be better than fresh, but it will be just as good because we freeze it the best possible way, provided you thaw it the best possible way. We&rsquoll explain both sides of the equation here.

Is all seafood frozen equal?

¡NO! There are many methods of freezing, from throwing something in your home kitchen freezer, to high tech liquid nitrogen tunnel freezing, and a lot in between. Some seafoods will hold up will to even the most basic kitchen freeze, while others are delicate and their quality will diminish significantly without a very fast freezing process. We don't recommend buying frozen seafood from a company that doesn't know or isn't thoughtful about how their product is frozen!

We freeze in a liquid nitrogen tunnel, probably the fastest, most high-tech way to freeze in the industry. Lobster meat is very sensitive to freezing and thawing, so to preserve fresh-like sweetness and texture, it needs to be frozen as fast as possible and thawed slowly. Freezing fast (our lobster meat goes from 40 degrees to negative 15 degrees in under 15 minutes) means the ice crystals that form in the tissue are microscopic, so they don't rupture the proteins in the lobster meat. When you thaw the lobster slowly, most of the moisture that's trapped in those tiny crystals gets reabsorbed in the meat. With larger crystals, that moisture would come rushing out, leaving the meat chewy and less flavorful.

Some of our species hold up very well to cheaper methods of thawing, including throwing it in your home fridge. Scallops and halibut both fall in this category, so don&rsquot be shy when those are fresh in season about ordering more than you can eat right away, and putting the balance in your freezer! But we don&rsquot recommend this for lobster, so only buy the amount of fresh lobster that you&rsquoll get through in a few days from when you receive it if you want to stock up, buy the frozen.

Ok, so how do I thaw?

Most people don't realize how important proper thawing is to the quality and safety of your food. If there's one thing you take away from this content, it should be that the right way to do it is LOW and SLOW. Low meaning at a low (i.e. refrigerator) temperature, and slow meaning pull it well in advance so it can get fully thawed without you having to rush the process.

When you slowly thaw your seafood in the refrigerator, the ice crystals that have formed in the tissue will slowly melt and the moisture will be reabsorbed into the meat, causing minimal disruption to its flavor and texture. If you try to speed up thawing by doing it at a warmer temperature, running water over your seafood, or putting it in the microwave, those ice crystals will melt too fast, that moisture won't be reabsorbed, and your seafood will be dry, chewy, and lacking flavor. So here are the big dos and don'ts:

Take your seafood out of the freezer 36-48 hours before you plan to eat it. Put it in the refrigerator, on a shelf where it has some space around it and isn't crammed in next to everything else in your fridge. The air flow around it will help it thaw. Once it's thawed, use it within the amount of time appropriate for the product, which for us will be listed on the box, or on our website's product info page.

  • Put seafood out on the counter to thaw. Not only will this hurt the quality by thawing too fast, it's also unsafe because the product will be sitting at a temperature that fosters bacteria growth for too long to be safe.
  • Run seafood under water to thaw. This is a safe thing to do in an emergency, but your seafood meal is a celebration, not an emergency! If you thaw this way you will be disappointed in the quality of the seafood compared to fresh or slow thawed.
  • Thaw seafood in the microwave. See above, but multiply the negative quality effects by. a bunch.

When it comes to thawing seafood, good things come to those who wait. We've made the investment in perfect sourcing cooking, picking, packing, freezing, and shipping so you can have perfect seafood. Don't let that slip away with a rushed thaw!


Luke's Flash-Frozen Seafood 101

Frozen seafood can be just as good as fresh, and in some cases better if your fresh seafood is in a hold out at sea for days before it even gets to land, or is going through a long transport/distribution process (neither is applicable to anything we sell, just good to know!). We generally freeze our seafood so it&rsquos always available, even out of its normal season to distribute it in grocery stores like Whole Foods or for your convenience, so you can stock up and use it when you&rsquore ready. and yes, that was us dropping a HUGE hint to order your seafood for holiday dinners now so you don&rsquot have to fret about potential holiday shipping issues.

Our frozen seafood won&rsquot ever be better than fresh, but it will be just as good because we freeze it the best possible way, provided you thaw it the best possible way. We&rsquoll explain both sides of the equation here.

Is all seafood frozen equal?

¡NO! There are many methods of freezing, from throwing something in your home kitchen freezer, to high tech liquid nitrogen tunnel freezing, and a lot in between. Some seafoods will hold up will to even the most basic kitchen freeze, while others are delicate and their quality will diminish significantly without a very fast freezing process. We don't recommend buying frozen seafood from a company that doesn't know or isn't thoughtful about how their product is frozen!

We freeze in a liquid nitrogen tunnel, probably the fastest, most high-tech way to freeze in the industry. Lobster meat is very sensitive to freezing and thawing, so to preserve fresh-like sweetness and texture, it needs to be frozen as fast as possible and thawed slowly. Freezing fast (our lobster meat goes from 40 degrees to negative 15 degrees in under 15 minutes) means the ice crystals that form in the tissue are microscopic, so they don't rupture the proteins in the lobster meat. When you thaw the lobster slowly, most of the moisture that's trapped in those tiny crystals gets reabsorbed in the meat. With larger crystals, that moisture would come rushing out, leaving the meat chewy and less flavorful.

Some of our species hold up very well to cheaper methods of thawing, including throwing it in your home fridge. Scallops and halibut both fall in this category, so don&rsquot be shy when those are fresh in season about ordering more than you can eat right away, and putting the balance in your freezer! But we don&rsquot recommend this for lobster, so only buy the amount of fresh lobster that you&rsquoll get through in a few days from when you receive it if you want to stock up, buy the frozen.

Ok, so how do I thaw?

Most people don't realize how important proper thawing is to the quality and safety of your food. If there's one thing you take away from this content, it should be that the right way to do it is LOW and SLOW. Low meaning at a low (i.e. refrigerator) temperature, and slow meaning pull it well in advance so it can get fully thawed without you having to rush the process.

When you slowly thaw your seafood in the refrigerator, the ice crystals that have formed in the tissue will slowly melt and the moisture will be reabsorbed into the meat, causing minimal disruption to its flavor and texture. If you try to speed up thawing by doing it at a warmer temperature, running water over your seafood, or putting it in the microwave, those ice crystals will melt too fast, that moisture won't be reabsorbed, and your seafood will be dry, chewy, and lacking flavor. So here are the big dos and don'ts:

Take your seafood out of the freezer 36-48 hours before you plan to eat it. Put it in the refrigerator, on a shelf where it has some space around it and isn't crammed in next to everything else in your fridge. The air flow around it will help it thaw. Once it's thawed, use it within the amount of time appropriate for the product, which for us will be listed on the box, or on our website's product info page.

  • Put seafood out on the counter to thaw. Not only will this hurt the quality by thawing too fast, it's also unsafe because the product will be sitting at a temperature that fosters bacteria growth for too long to be safe.
  • Run seafood under water to thaw. This is a safe thing to do in an emergency, but your seafood meal is a celebration, not an emergency! If you thaw this way you will be disappointed in the quality of the seafood compared to fresh or slow thawed.
  • Thaw seafood in the microwave. See above, but multiply the negative quality effects by. a bunch.

When it comes to thawing seafood, good things come to those who wait. We've made the investment in perfect sourcing cooking, picking, packing, freezing, and shipping so you can have perfect seafood. Don't let that slip away with a rushed thaw!


Luke's Flash-Frozen Seafood 101

Frozen seafood can be just as good as fresh, and in some cases better if your fresh seafood is in a hold out at sea for days before it even gets to land, or is going through a long transport/distribution process (neither is applicable to anything we sell, just good to know!). We generally freeze our seafood so it&rsquos always available, even out of its normal season to distribute it in grocery stores like Whole Foods or for your convenience, so you can stock up and use it when you&rsquore ready. and yes, that was us dropping a HUGE hint to order your seafood for holiday dinners now so you don&rsquot have to fret about potential holiday shipping issues.

Our frozen seafood won&rsquot ever be better than fresh, but it will be just as good because we freeze it the best possible way, provided you thaw it the best possible way. We&rsquoll explain both sides of the equation here.

Is all seafood frozen equal?

¡NO! There are many methods of freezing, from throwing something in your home kitchen freezer, to high tech liquid nitrogen tunnel freezing, and a lot in between. Some seafoods will hold up will to even the most basic kitchen freeze, while others are delicate and their quality will diminish significantly without a very fast freezing process. We don't recommend buying frozen seafood from a company that doesn't know or isn't thoughtful about how their product is frozen!

We freeze in a liquid nitrogen tunnel, probably the fastest, most high-tech way to freeze in the industry. Lobster meat is very sensitive to freezing and thawing, so to preserve fresh-like sweetness and texture, it needs to be frozen as fast as possible and thawed slowly. Freezing fast (our lobster meat goes from 40 degrees to negative 15 degrees in under 15 minutes) means the ice crystals that form in the tissue are microscopic, so they don't rupture the proteins in the lobster meat. When you thaw the lobster slowly, most of the moisture that's trapped in those tiny crystals gets reabsorbed in the meat. With larger crystals, that moisture would come rushing out, leaving the meat chewy and less flavorful.

Some of our species hold up very well to cheaper methods of thawing, including throwing it in your home fridge. Scallops and halibut both fall in this category, so don&rsquot be shy when those are fresh in season about ordering more than you can eat right away, and putting the balance in your freezer! But we don&rsquot recommend this for lobster, so only buy the amount of fresh lobster that you&rsquoll get through in a few days from when you receive it if you want to stock up, buy the frozen.

Ok, so how do I thaw?

Most people don't realize how important proper thawing is to the quality and safety of your food. If there's one thing you take away from this content, it should be that the right way to do it is LOW and SLOW. Low meaning at a low (i.e. refrigerator) temperature, and slow meaning pull it well in advance so it can get fully thawed without you having to rush the process.

When you slowly thaw your seafood in the refrigerator, the ice crystals that have formed in the tissue will slowly melt and the moisture will be reabsorbed into the meat, causing minimal disruption to its flavor and texture. If you try to speed up thawing by doing it at a warmer temperature, running water over your seafood, or putting it in the microwave, those ice crystals will melt too fast, that moisture won't be reabsorbed, and your seafood will be dry, chewy, and lacking flavor. So here are the big dos and don'ts:

Take your seafood out of the freezer 36-48 hours before you plan to eat it. Put it in the refrigerator, on a shelf where it has some space around it and isn't crammed in next to everything else in your fridge. The air flow around it will help it thaw. Once it's thawed, use it within the amount of time appropriate for the product, which for us will be listed on the box, or on our website's product info page.

  • Put seafood out on the counter to thaw. Not only will this hurt the quality by thawing too fast, it's also unsafe because the product will be sitting at a temperature that fosters bacteria growth for too long to be safe.
  • Run seafood under water to thaw. This is a safe thing to do in an emergency, but your seafood meal is a celebration, not an emergency! If you thaw this way you will be disappointed in the quality of the seafood compared to fresh or slow thawed.
  • Thaw seafood in the microwave. See above, but multiply the negative quality effects by. a bunch.

When it comes to thawing seafood, good things come to those who wait. We've made the investment in perfect sourcing cooking, picking, packing, freezing, and shipping so you can have perfect seafood. Don't let that slip away with a rushed thaw!


Ver el vídeo: La Travesura - Canciones Infantiles. Panam y Circo


Comentarios:

  1. Dierck

    ¡Por encima de mi comprensión!

  2. Bedrosian

    En mi opinión, están equivocados. Puedo demostrarlo. Escríbeme en PM.



Escribe un mensaje